Tomás Alvarez - Periodista y escritor

Don Quijote y las cosas de la “Bucólica”

En unas semanas, los amantes de la novela universal de Miguel de Cervantes, van a disponer de un nuevo libro, enfocado básicamente a los aspectos gastronómicos de la misma: “Cosas de la Bucólica. La Gastronomía en El Quijote”
cargando
Ilustración de Sendo

Sendo. Hundidos

He dedicado varios años a elaborar el texto que saldrá ahora, enriquecido con un magnífico prólogo de Luis María Ansón y una excelente colección de ilustraciones realizadas por Sendo, quien da rienda suelta a su creatividad, generando trabajos de un vigoroso neoexpresionismo. Las labores de maquetación y edición han corrido a cargo de Lalo F. Mayo.

Se trata de un ensayo realizado sobre la gastronomía en la novela cervantina, escrita en un tiempo en el que se está innovando tanto en los hábitos del comer, por influencia de las relaciones entre las distintas cortes europeas, como los productos, por el inicio de la llegada de nuevos ingredientes desde América.

Miguel de Cervantes fue un observador excepcional. Su curiosidad y su peripecia vital le permitieron adquirir un conocimiento privilegiado de la sociedad real del mundo mediterráneo en el momento en que dos grandes potencias, los imperios otomano y español, dirimían la hegemonía mundial de las culturas. En este mar se jugó el destino del universo. Cervantes lo conoció muy bien y fue un hombre de frontera; pero un hombre que no sólo conocía -gozaba o sufría- con lo que ocurría en Lepanto, Argel, Chipre, Malta o Túnez, sino que se interesaba por las novedades que llegaban de Flandes, Portugal o las tierras del Nuevo Mundo.

Provisto de un conocimiento universal, en las páginas del Quijote aparece también una gastronomía multicultural. En el libro se desmonta la idea reduccionista de que la gastronomía del Quijote equivale a gastronomía manchega. No es verdad. Productos, platos y refranes son esencialmente hispanos, comunes a la mayor parte del territorio peninsular, y se enriquecen con los ecos de las experiencias culinarias del autor en el norte de África o Italia.

Aprovecho este avance para agradecer a un montón de amigos su ayuda, y de forma especial a Luis María Ansón, Rogelio Blanco, Sendo y Lalo F. Mayo.

Tomás Alvarez

Dentro de Lo nuevo